Acerca del blog ¿Quieres ser colaborador del Blog?

El Hierro: una isla sostenible

El Hierro: una isla sostenible

No cabe duda de que uno de los pilares fundamentales en la búsqueda de un nuevo modelo energético, vital para hacer frente a los retos actuales, es el uso de energías renovables.

El concepto de energías renovables engloba a aquellas que se obtienen mediante la explotación de recursos naturales inagotables, como el viento (eólica), la luz y el calor proveniente del Sol (solar), el calor del interior de la Tierra (geotérmica) o las olas del mar (undimotriz).

En España la investigación y los avances en este campo son muy destacables. De hecho, somos uno de los cuatro países del mundo que más invierten en energías renovables (junto con Dinamarca, Alemania y Suecia).

Uno de nuestros mayores desafíos ha sido la práctica de la eficiencia energética en los archipiélagos nacionales, debido a la dificultad y al coste que supone abastecer de energía territorios aislados de la península. Sin embargo, en El Hierro -una de las Islas Canarias- se lleva desarrollando desde hace un tiempo un proyecto pionero en el ámbito de las energías renovables.

Energía para toda una isla

El Hierro es la isla más joven, más pequeña y también la más meridional del archipiélago de las Canarias. Casi 10.600 personas habitan estas tierras montañosas en sus tres municipios. Su territorio, de origen volcánico, es tan importante, geológicamente hablando, que en el año 2000 la Unesco declaró la isla reserva de la biosfera -dentro de su iniciativa MaB (Programa sobre el Hombre y la Biosfera)-, y catorce años más tarde, geoparque, que, según la propia definición de la Unesco, es “un área definida que presenta rasgos geológicos de especial relevancia, rareza o belleza”.

Aunque la idea de utilizar energías renovables para abastecer la isla surgió hace ya tres décadas, fue en el año 1997 cuando esta comenzó a tomar forma tras aprobarse el Plan de Sostenibilidad de El Hierro.

El objetivo: que los herreños se autoabastecieran de electricidad sin utilizar combustibles fósiles.

Gracias al esfuerzo de todos, finalmente se llevó a cabo la construcción de la central hidroeólica de Gorona del Viento, la cual se inauguró en junio de 2014, y ha dado unos resultados inmejorables.

La central de Gorona del Viento

La central hidroeólica de Gorona del Viento es el alma de este proyecto. Doscientas personas trabajaron en su construcción, para convertirla en una de las centrales más punteras de España.

Todo el sistema se mantiene en perfecto funcionamiento gracias a la unión de diversos elementos: dos depósitos de agua, una central de bombeo, una central hidroeléctrica, un parque eólico… los cuales se coordinan desde un centro de control. Os contamos más en profundidad las características de los más importantes:

  • Depósitos de agua. La central cuenta con dos, uno superior y otro inferior. El primero está situado en el cráter volcánico de una zona conocida como “La Caldera”, con forma de cucurucho, y tiene una capacidad de casi 400.000 m³. El segundo se encuentra en las proximidades de la central térmica de Llanos Blancos, protegido por una presa, y su capacidad es menor, de unos 150.000 m³.
  • Central de bombeo. Instalada en un edificio de nueva construcción, esta central, encargada de bombear agua del mar, está formada por dos grupos bomba de 1500 kW y seis de 500 kW, que juntos presentan una potencia total de 6 MW.
  • Central de turbinación. Está conformada por cuatro grupos Pelton de 2.830 kW por cabeza, con una potencia total de11,32 MW. El caudal máximo en generación es de 2,0 m³ por segundo.
  • Parque eólico. Consta de cinco aerogeneradores (Enercon E-70, de fabricación alemana) con 2,3 MW de potencia cada uno, y con una potencia total de 11,5 MW.
  • Subestación Eléctrica. Esta subestación, situada en una zona anexa a la de Llanos Blancos, funciona como conexión entre la central hidráulica, la de bombeo y el parque eólico.

El funcionamiento del sistema es el siguiente: el parque eólico se encarga de abastecer de electricidad a la isla. Mientras, la energía sobrante se utilizar para enviar toneladas de agua del mar desde el depósito inferior al superior. Los días en los que no hay viento o cuando este es escaso, la central de bombeo se pone en marcha y arroja el agua almacenada en el depósito superior, que cae desde una altura de seiscientos cincuenta y cinco metros, para poner en marcha las turbinas que generarán la electricidad necesaria.

Gorona del Viento 06-05-13_caseta_válvulas_mañana

100% renovables

El domingo 9 de agosto de 2015, la isla de El Hierro consiguió un hito energético nunca antes logrado: a las doce del mediodía, la central de Gorona del Viento empezó a generar toda la electricidad de la isla mediante el uso de energías renovables, y se mantuvo así durante cuatro horas, lo que convirtió a la isla en la primera del mundo que lograba autoabastecerse al 100% de energías renovables.

Tras esta primera exitosa experiencia, se ha conseguido que desde el 31 de enero de 2016 la central hidroeólica de Gorona del Viento produzca toda la energía que necesita la isla, con una media de un 80% de generación exclusiva mediante energías renovables, y con picos de días, semanas e incluso meses del 100%.

Los beneficios derivados de este proyecto son enormes, tanto medioambientales como económicos. Por ejemplo, durante los próximos veinte años, gracias a esta iniciativa se evitará un consumo anual de 6.000 toneladas de diesel (lo que equivale a 40.000 barriles de petróleo) y la emisión de casi 19.000 toneladas de CO2. En palabras de Belén Allende, presidenta del Cabildo de El Hierro,

gracias a la puesta en marcha de la central hidroeólica, una crisis del petróleo ya no sería motivo de sequías como las que tanto han hecho sufrir a los herreños, porque tenemos energía y agua con un recurso como el viento que no corre peligro ni de escasez, ni de subida de precios, ni es causante de conflictos internacionales.

El proyecto, que costó aproximadamente ochenta millones de euros, es un hito tecnológico y un claro ejemplo de innovación, y pretende convertirse en un referente de sostenibilidad para otros territorios aislados del planeta. Solo en Europa, más de 15 millones de personas viven en islas, y aunque existen otras iniciativas similares por todo el mundo (como la isla danesa de Samso), no hay ninguno que abastezca a una población tan grande como la de El Hierro, ni que lo haga mediante el uso de sistemas independientes, es decir, que sea capaz de autoabastecerse.

Share this Story

POSTS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter: