Acerca del blog ¿Quieres ser colaborador del Blog?

¿Se puede cargar el móvil con una placa solar?

¿Se puede cargar el móvil con una placa solar?

¿Te queda poca batería? La tecnología de los móviles mejora año tras año: cámaras de mayor calidad, procesadores más veloces y un número de especificaciones superior, pero ¿qué pasa con la batería? Es el elemento que menos ha evolucionado en la última década y la principal preocupación de los usuarios.

Existen diferentes alternativas para alcanzar el final del día con poca batería, pero entre todas ellas hay una en la que merece la pena que nos concentremos: ¿se puede cargar el móvil con una placa solar?

Opciones para cargar el móvil con energía solar

Recargar el teléfono no tiene por qué ser una pesadilla. Si bien es cierto que existen cargadores portátiles que pueden hacer más llevadero el tener que aguantar el día con poca batería, también existen placas solares para cargar el móvil que pueden cubrir esa necesidad en determinadas situaciones.

Mientras que la tecnología de los móviles sigue avanzado, también lo hace la de las placas solares. Cada vez nos acercamos más a un modelo de celda solar orgánico y flexible que, aunque aún no es totalmente funcional, promete cambiar el método de obtención y aplicación de esta energía. Por el momento, ya existen placas más tradicionales que son capaces de recargar todo tipo de teléfonos.

Estos dispositivos van almacenando durante el día la energía proveniente directamente del sol para enviarla más adelante al teléfono. Para ponerlo en marcha, hay diferentes opciones, y entre las más habituales destacan cargadores con enganches para el cinturón o el bolso que recogen la energía, así como adhesivos para gorras y zapatillas (aunque no es necesario llegar a utilizar una camiseta llena de placas solares para cargar el móvil).

Las condiciones climatológicas deben ser muy específicas, pero en estaciones como primavera y verano es una herramienta eficaz que puede solucionar buena parte de los problemas habituales de estos dispositivos.

Parques, montañas, campos y playas. Pese a su escasa popularidad, son muchos los escenarios en los que la opción de cargar el móvil con una placa solar debe tenerse en cuenta, siempre siendo consciente de que la energía que este tipo de cargador no será igual de rápida que la de los dispositivos tradicionales.

Uno de los objetivos de fabricantes e investigadores es conseguir una tecnología capaz de aprovechar toda la energía del sol, ya que las celdas actuales solo pueden utilizar una cuarta parte del total. Las placas solares existen desde hace 30 años y su desarrollo no ha parado de evolucionar, pero su futuro es aún más apasionante.

¿Y cargar el móvil con movimiento?

Ahora que ya hemos comentado la posibilidad de cargar el móvil con energía solar, vamos a revisar otras opciones para optimizar la batería de nuestros teléfonos. ¿Es posible cargar el móvil con energía cinética? La respuesta es sí. De hecho, cada vez es más común contar con accesorios que recogen la energía que realizamos mediante nuestros movimientos para enviárselo a estos dispositivos.

Son herramientas perfectas para deportistas. Un corredor será el usuario óptimo de esta tecnología, pero también aquellos profesionales que utilicen botas pesadas, como montañeros o bomberos. Eso por no hablar de ciclistas, que cuentan con herramientas que se acoplan a sus bicis para conseguir cargar sus móviles mediante energía cinética al mismo tiempo que se desplazan.

Siva Cycle Atom es el nombre de uno de estos dispositivos para cargar la batería del móvil con energía cinética producida por el pedaleo en una bicicleta. Según el fabricante, la instalación se realiza en unos minutos y permite cargar hasta 1.650 mAh, aproximadamente la mitad de la capacidad de un teléfono.

Los investigadores plantean diferentes posibilidades para hacernos depender cada vez menos de los enchufes habituales. La energía solar ya está en el techo de los coches eléctricos, pero, ¿y si pudiéramos utilizar la energía sonora de nuestra voz para cargar el teléfono mientras llamamos? Es una de las investigaciones realizadas por los expertos en nanotecnología del departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Texas A&M.

Son muchas las alternativas para llegar hasta el final del día con el teléfono encendido. Cargar el móvil con una placa solar es una opción viable cuando las circunstancias climáticas lo permiten, pero también lo es la recarga del teléfono con energía cinética. Dispositivos cargados más tiempo, con el consiguiente ahorro en la factura y con energía generada de forma limpia. ¿Tú también quieres acabar el día con batería?

Contenidos relacionados: