Acerca del blog ¿Quieres ser colaborador del Blog?

La generación energética dentro de la casa conectada

La generación energética dentro de la casa conectada

¿Crees que tu casa podría generar toda la electricidad que necesita mediante energía renovable? El concepto de casa conectada o smart home ha evolucionado de forma constante con el paso de los años hasta convertirse en un campo en desarrollo que afecta a todo tipo de sectores.

En un entorno donde la sostenibilidad está cobrando cada vez más importancia, ampliar el alcance de las tecnologías que introducimos en los hogares para que abrace este valor es fundamental. Ahí es donde entran los dispositivos de almacenamiento energético dentro de la casa conectada.

Generación de energía solar y su almacenamiento

La smart home está diseñada para solucionar problemas del día a día, para ser cómoda y más rápida. ¿Por qué no aplicar ese concepto al mundo de la energía? Si la instalación de placas solares en los hogares ha cogido fuerza en los últimos años, también la ha cogido la idea de que su gran obstáculo es la discontinuidad: con la llegada de la noche, las placas dejan de generar energía y la casa vuelve a necesitar el consumo de la red habitual.

¿Qué pasaría si introdujéramos baterías que almacenaran esa energía sobrante para reutilizarla posteriormente? El concepto de casa conectada estaría ampliándose en un aspecto que cambiaría el funcionamiento del hogar, pasando de ser un concepto aislado a interactuar con otros elementos de la casa.

Hablamos de pequeños sistemas capaces de almacenar toda aquella energía que las placas pueden generar a lo largo del día y que no es utilizada en el momento. Estas baterías tendrían el poder de devolver el excedente recogido por la noche de forma que el consumo de la red tradicional de energía fuera menor o incluso nulo. Pero, ¿pueden estos sistemas instalarse en cualquier smart home de la misma manera que se pueden instalar en otros puntos de la red?

¿Cómo funciona una batería de energía doméstica?

Las baterías de almacenamiento son capaces de integrarse con las fuentes de generación energética renovable de forma que se aseguran dos cosas: no se pierde electricidad no utilizada y la proporcionan únicamente en aquellos momentos en los que la casa la necesita y las placas no pueden proporcionarla.

Estos sistemas suelen ser estancos al agua y al polvo por lo que pueden instalarse en el interior de la casa o al aire libre, directamente en el suelo o colgados de la pared. Además, el diseño aplicado en estos dispositivos está muy trabajado para no generar un choque visual fuerte, o al menos no mayor al que ya lo hace el compresor del aire acondicionado.

Además, como en la mayoría de elementos de una casa conectada, el móvil se conecta al dispositivo en cuestión a través de Internet y sirve como herramienta de gestión para conocer sus parámetros más importantes, los cuales en este caso serían la energía almacenada y el uso que se está haciendo de ella.

Smart home y eficiencia energética

¿Puede ser el coche una batería?

No es la primera vez que os hablamos de V2G o Vehicle to Grid. Este método de almacenamiento apuesta por el uso de la energía no utilizada por los coches eléctricos para proporcionar energía a una casa. Estamos ante un concepto que encaja a la perfección con el modelo de casa conectada que se está desarrollando.

Esta tecnología está basada en el mecanismo de los coches eléctricos y permite utilizar la energía acumulada para conducir, generar electricidad a una casa e incluso venderla al sistema (en aquellos países en los que esté regularizado). Para ello, lo único necesario es un cargador que permita utilizarlo en ambas direcciones.

Todo dependerá de las características de la casa y de los electrodomésticos que incorpore, pero el almacenamiento energético continúa desarrollándose y llega con el objetivo de suponer una verdadera revolución en el modo en el que se gestiona la energía.

Las posibilidades de la energía y su evolución nos invitan a imaginar un futuro donde la electricidad llegue a los hogares mediante modelos totalmente nuevos, integrándose a la perfección con el resto de elementos inteligentes y facilitando el día a día de los ocupantes de la casa conectada. Por el momento nos tendremos que conformar con asegurarnos un ahorro interesante en la factura, pero ¿hasta dónde podrá llegar?

POSTS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *