Acerca del blog ¿Quieres ser colaborador del Blog?

Marjan van Aubel y el futuro del diseño energético

Marjan van Aubel y el futuro del diseño energético

Imagina que tu escritorio pudiera cargar tu ordenador, que tu mesita de noche le diera batería a tu móvil y que incluso tu vajilla pudiera dar energía al lavavajillas. Nuestra casa se convertiría en un perfecto entorno generador de energía cercano a la autosuficiencia. Por eso nos preguntamos: ¿pueden los muebles de nuestra casa actuar como receptores de energía solar?

Marjan van Aubel es una diseñadora holandesa que sueña con convertir los objetos cotidianos en generadores de energía mediante el diseño inteligente. Para ello se hace uso de la celda solar Graetzel o célula de pigmento fotosensible: unas placas que transforman la energía del sol mediante colorantes provenientes de vegetales de un modo similar a como funciona la fotosíntesis.

Nuestra casa, una pequeña central de energía

Energía solar, naturaleza y arte se unen en la colección creada por Marjan Van Aubel. Es la eficiencia energética en su máxima expresión. Un intento por convertir los espacios en generadores de energía solar que puedan funcionar de forma autosuficiente, con el apoyo de la red tradicional cuando esta sea requerida.

Estanterías, sillas y mesas. Todo vale mientras tengan el vidrio de los vasos o la cubertería encima. The energy collection es el nombre de la colección ideada por esta diseñadora, que ya cuenta con prototipos funcionales que permiten cargar el teléfono móvil directamente conectándolo a una mesa mientras tenga vidrio sobre él, como el que utilizamos al comer o el de un jarrón decorativo.

En un entrevista que Marjan van Aubel dio para el medio Infobae, comentaba que su intención era demostrar que todo objeto podía generar energía solar si se daban unas condiciones muy sencillas: “Para mí es una manera de demostrar que todo objeto puede tener células fotovoltaicas, cada cosa de tu casa. Eso es una gran ventaja. Todo puede generar electricidad, incluso objetos pequeños, como un vaso, puede llegar a convertirse en una estación de energía capaz de convertir la luz en electricidad”.

Todos los vidrios de la casa funcionan como células fotovoltaicas que, bajo una conexión especial para llevar a cabo la generación, son capaz de colectar y transportar la energía a dónde sea necesaria. De esta forma y una vez que ha cargado el tiempo suficiente, los muebles sobre los que se apoyan pueden comenzar a funcionar o servir como baterías para cargar el móvil con una placa solar, entre otros dispositivos.

¿Qué tecnología ha aplicado para llevar a cabo este proceso? Hasta ahora habíamos visto cómo podíamos utilizar los techos de los coches como fuente de energía mediante un panel solar e incluso habíamos observado algunos datos relacionados con la generación energética dentro de la casa conectada, pero estamos ante otro tipo de tecnología totalmente diferente.

Celda solar Graetzel: aplicar el concepto de la fotosíntesis

Las células solares utilizadas por Marjan van Aubel para su colección de diseño energético destacan por no necesitar luz solar directa. La tecnología de estas celdas imita a la naturaleza para funcionar de manera eficiente a través de la luz difusa. En el siguiente vídeo puedes descubrir más información sobre la celda solar Graetzel:

Estamos ante una alternativa a la tecnología ampliamente utilizada para las placas solares actuales, pero de bajo coste. A través de un método similar al que utilizan las plantas con la fotosíntesis, los colorantes vegetales utilizados en este proceso generan un proceso electroquímico que transforma la energía del sol.

El creador fue Michael Graetzel, un físico alemán que también dio nombre a esta tecnología tras confirmar que estos colores podían recoger energía. Su integración en el hogar es brillante al poder aplicarse en los objetos cotidianos de sus habitantes y al ser más eficientes que un panel tradicional.

La evolución de la energía solar nos aporta nuevas posibilidades de innovación tecnológica, pero más sorprendentes son las que aún están por llegar. El futuro del diseño energético de Marjan van Aubel es solo una pequeña parte. La integración de la energía solar en nuestro día a día está cada vez más cerca de ser una realidad.

*Foto de cabecera de Thor Schuitemaker-Wichstrøm.

Contenidos relacionados: