Acerca del blog ¿Quieres ser colaborador del Blog?

Las claves de la creatividad en el proceso innovador

Las claves de la creatividad en el proceso innovador

¿Por qué nos cuesta encontrar soluciones creativas e innovadoras a los problemas? Nuestro cerebro crea estructuras para poder gestionar la información que recibe. Sin embargo, estas acaban convertidas en límites para nuestra capacidad de pensar de manera creativa.

Las grandes compañías apuestan e invierten cada vez más en innovación. Esto les permite ser más competitivas en un mercado que cambia y evoluciona deprisa. Pero la creatividad y la innovación se pueden desarrollar en cualquier contexto de nuestra vida, desde la elección de un destino vacacional al lanzamiento de un nuevo producto. Y en cualquier profesión, desde un artista hasta un científico.

Ser creativo ¿se nace o se hace?

El educador y experto en desarrollo de la creatividad, Ken Robinson, afirma que las claves de la creatividad se aprenden igual que se aprende a leer. Y define el concepto de creatividad como “el proceso de tener ideas originales que aporten valor”. Robinson insiste en la importancia de los entornos para que cada uno encuentre la inspiración necesaria para desarrollar la creatividad.

Los elementos del clima necesarios para que se dé el pensamiento creativo en el seno de las organizaciones han sido y son objeto de estudio por parte de multitud de investigadores. Expertos como F. González Rey, A. Mitjáns y A. Minujin coinciden en que la expresión de la creatividad depende de la implicación de la personalidad de los sujetos.

Factores como la motivación intrínseca, la curiosidad, la tolerancia al riesgo, la originalidad, la actitud crítica, la sensibilidad al exterior o la capacidad de adaptación favorecen ese proceso. Además de conseguir que las nuevas ideas sean respaldadas, se necesita mantener un sentido lúdico en las sesiones de generación de ideas.

Pensamiento divergente y convergente

Nuestro cerebro consta de dos hemisferios, el derecho y el izquierdo, que se corresponden con dos modos de pensamiento: divergente y convergente. Kaufman, A. B. y otros autores publicaron una obra que recogía las características de ambos hemisferios:

  • Hemisferio izquierdo: verbal, analítico, secuencial, secundario abstracto, lineal y deductivo.
  • Hemisferio derecho: no verbal, divergente, primario, concreto, imaginativo, holista, espacial e intuitivo.

Es importante aclarar que las claves de la creatividad en el proceso innovador no residen en el hemisferio derecho, sino que necesitan las capacidades de ambos para trabajar cualquier aspecto: desde innovaciones tecnológicas para mejorar los usos de realidad virtual hasta cuestiones internas como competencias para ser un emprendedor de éxito. La fase divergente consiste en promover la expresión de ideas, visiones, creencias y distintas opiniones. En la fase de pensamiento convergente se analizan las ideas de una manera lógica y crítica para elegir una solución que se pueda implementar.

Cómo innovar en equipo

A través de una charla en nuestro Open Power Space de Endesa el pasado 31 de mayo, el autor del libro Las claves de la creatividad empresarial. Cómo gestionar el talento innovador, Jorge Delgado, explicaba que lo primero que hay que tener en cuenta es la formación del equipo y el tamaño del mismo. Un grupo multidisciplinar con perfiles diversos, de distintos puntos geográficos y edades conseguirá un resultado superior; gracias a la riqueza de conocimiento y el debate que se generará con los distintos puntos de vista.

Factores como la colaboración, la comunicación o la confianza afectan al proceso de brainstorming o lluvia de ideas. Un espíritu de colaboración mejorará la comunicación entre los integrantes del equipo, clave para la resolución de los problemas o retos que se hayan planteado previamente. La confianza es otra característica relevante, basada en la creencia por parte de cada miembro del equipo en el compromiso y grado de implicación que tienen el resto de sujetos con la resolución de las tareas fijadas.

Para que el proceso innovador en equipo sea efectivo es necesaria la figura de un líder o dinamizador. Su objetivo será provocar el proceso creativo, motivar al grupo, dotarlo del conocimiento necesario y tener capacidad resolutiva. El líder también tendrá que planificar la sesión y aplicar una metodología concreta.

Procesos concretos para generar ideas innovadoras

Existen diversos métodos para generar ideas o encontrar soluciones a problemas concretos, los más usados son: el pensamiento lateral, el brainstorming y las metodologías como Design Thinking o Lean Startup.

Las técnicas más productivas son las que combinan a lo largo de las distintas etapas el uso del pensamiento divergente y convergente. Jorge Delgado propuso cuatro fases:

  • Dudar: cuestionar las ideas, concepciones, prejuicios o límites autoimpuestos.
  • Analizar en profundidad la realidad para tener una idea clara de los problemas a afrontar.
  • Activar el pensamiento divergente para generar nuevas ideas.
  • Evaluar y seleccionar las ideas más apropiadas.

El autor afirmó que “lo que mata las ideas es criticarlas antes de tiempo”. Así, enumeró una serie de frases que tenemos que evitar en la fase de generación de pensamiento divergente: no funcionará, es una locura, es imposible, siempre se ha hecho así, un poco de sentido común.

Todo esto demuestra que las organizaciones caminan hacia un cambio cultural para ser competitivas. Las citas sobre innovación lo dejan claro. Esta cualidad también se aplica a la gestión de personas, creando estrategias y movilizando el talento.

Contenidos relacionados: