Acerca del blog ¿Quieres ser colaborador del Blog?

Innovación y cultura: unión inmersiva en los museos con realidad virtual

Innovación y cultura: unión inmersiva en los museos con realidad virtual

La innovación lo cambia todo. Altera nuestro entorno, modifica nuestro comportamiento, cambia nuestra cultura y la forma en la que queda registrada en la historia. Los museos son los espacios en los que podemos descubrir el pasado, el presente y las posibilidades de nuestro futuro. La innovación amplía y renueva esta visión para dar pie a nuevas formas de interpretar las historias que encontramos allí.

La unión de la cultura y la innovación tecnológica ha sido la base de la evolución de una gran parte de los museos más importantes de la actualidad. Los ejemplos son innumerables y los hay de todo tipo: arte, historia, ciencias y moda, entre otros.

Adentrarse en la cultura a través de espacios virtuales

¿Y si pudieras descubrir la cultura de un modo mucho más inmersivo? Ver en primera persona los paisajes de tus cuadros favoritos, conocer de manera interactiva la historia arqueológica de un territorio o adentrarte en las profundidades del océano para disfrutar de su fauna.

Uno de las aplicaciones más recientes de la innovación en la cultura se ha dado a través de la realidad virtual. Crear experiencias interactivas es uno de sus usos y su expansión supuso un antes y después en cómo la información podía mostrarse. La integración de esta herramienta comenzó a darse hace menos de una década y ya puede encontrarse en los centros más importantes de cada ciudad.

Las posibilidades son infinitas. En Grecia puedes ver a la propia diosa Atenea haciendo de guía en el Museo Arqueológico de la antigua Olimpia. Es una invitada muy especial para una iniciativa que pretende incentivar el aprendizaje y el descubrimiento de la cultura a través de la innovación tecnológica.

La digitalización del diseño permite a los visitantes disfrutar de las obras desde dentro en los museos, pero también en sus propias casas. El Salvador Dalí Museum también ha integrado la realidad virtual en sus acciones a través de ‘Dreams of Dalí’, una propuesta para descubrir en detalle la obra Reminiscencia arqueológica del Ángelus de Millet que se puede disfrutar en el propio centro, pero también desde teléfonos móviles y dispositivos de realidad virtual.

Innovación inmersiva: integrar tecnología y cultura en el museo

Adentrarse en un nuevo mundo en el que descubrir la cultura como nunca: ese es el objetivo de la realidad virtual. Sin embargo, la innovación en la cultura se ha desarrollado también a través de otras herramientas y no hay que olvidar lo que los propios museos tienen que enseñarnos. ¿Y si unimos la innovación tecnológica y las propias obras de estos centros?

La realidad aumentada se integra en los museos como modelo para llevar más allá lo que los museos pueden mostrarnos. Extender los sentidos para introducir la historia y evolución de las piezas que podemos ver físicamente. El Museo de la Ciudad de Antequera es un gran ejemplo: sus visitantes pueden utilizar una aplicación en sus móviles para ver, en tiempo real a través de su cámara, a un guía que explica con detalle lo que tienen delante. Puedes ver más detalles de su funcionamiento en el siguiente vídeo:

El Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid también se ha sumado a esta iniciativa y se hace valer de la realidad aumentada como herramienta para atraer a niños y adultos. Descubrir la historia y evolución de sus piezas y sumarse a actividades entre las que se incluyen juegos con los propios dinosaurios son algunas de estas acciones.

Redescubrir el arte desde dentro con #laluzdelapintura

La integración de la tecnología más innovadora en el modo en el que se muestra la cultura ayuda a expandir su conocimiento entre más ciudadanos, a la vez que permite disfrutar de nuestra historia de un modo mucho más entretenido e integrador.

#laluzdelapintura es un proyecto que nació con esta idea como base para abrir la cultura al público y compartir el arte de los museos en un mundo cada vez más tecnológico. Su objetivo es el de formular la ilusión de estar dentro del cuadro, conocer la pintura de un modo diferente, como si hubiera sido creado en tres dimensiones.

En 2017 publicamos, junto al Thyseen, 12 vídeos de obras del museo en 3D para celebrar su 25 aniversario. Metrópolis, de George Grosz, Cristo en la tempestad del mar de Galilea, de Jan Brueghel y El sueño, de Franz Marc eran algunas de las obras que pudieron disfrutarse desde este nuevo punto de vista. Las técnicas innovadoras que se utilizan replican el efecto en tres dimensiones para que el usuario pueda adentrarse en el cuadro y descubrirlo de un modo diferente.

Por los motivos anteriores y por el Día Internacional del Museo, en 2018 fuimos más allá y lanzamos de nuevo este proyecto mediante una experiencia a través de la realidad virtual. Los visitantes podían utilizar esta tecnología para conocer desde dentro una selección de cuadros en primera persona, incluyendo grandes obras de autores que iban desde Van Gogh hasta Mondrian.

Las últimas tecnologías permiten cruzar la frontera entre el cuadro y la realidad para disfrutar de una de las primeras experiencias que han utilizado esta tecnología en un museo. Concretamente, esta experiencia ha sido desarrollada a través de HP e IED Innovation Lab con las novedades más destacadas en las estructuras y en la propia tecnología VR, para transformar la forma en que los visitantes interactúan con el arte.

Las flores de un bodegón holandés, los prados de Auvers y las calles de Nueva York. Aquellos que tuvieron la oportunidad de vivir esta experiencia conocieron los espacios de unos cuadros que hasta el momento solo se podían disfrutar visionando el lienzo. Una nueva perspectiva para una unión tecnológica que no dejó indiferente a nadie.

La innovación es un poder transformador capaz de modificar nuestra forma de relacionarnos con la cultura. La realidad virtual y la realidad aumentada son herramientas que pretenden animar a los ciudadanos a descubrir los museos de sus ciudades, pero también tratan de fomentar el aprendizaje. La combinación de la innovación tecnológica y la cultura plantea una opción que no debe dejarse pasar.

*Imagen principal del Museo Thyssen-Bornemisza”.

Contenidos relacionados: