Acerca del blog ¿Quieres ser colaborador del Blog?

Tesla y el fenómeno fan: una autonomía que rompe todos los récords

Tesla y el fenómeno fan: una autonomía que rompe todos los récords

Los coches eléctricos han demostrado ser una fuerza imparable en el sector del automóvil; un motor de cambio que modifica los hábitos de compra a través de todas sus ventajas. Pero no es oro todo lo que reluce: el gran obstáculo de estos vehículos siempre ha sido la autonomía, que les mantiene alejados de la perfección.

En este sector, Tesla cuenta con uno de los roles de mayor protagonismo gracias a su catálogo, que consigue sorprender mediante innovaciones de forma constante. La última novedad ha llegado con el Tesla Model S 100D, con el que unos usuarios italianos han conseguido, mediante técnicas de conducción eficiente a 40 km por hora, romper el récord máximo de autonomía de un coche eléctrico y llegar a los 1078 km con una sola carga de batería. Entonces, ¿hasta dónde puede llegar la autonomía de un coche eléctrico?

Tesla diluye la diferencia entre coches eléctricos y de combustión

Mientras que la mayoría de los coches eléctricos cuentan con una autonomía que permite la conducción de entre 200 y 400 kilómetros, un turismo de combustión, como el Skoda Superb, puede llegar en condiciones normales hasta los 1400 con un único depósito.

Entonces, ¿cómo ha podido llegar el Tesla Model S 100D a recorrer 1078 km con una carga de batería? La respuesta está en el hypermiling, una técnica de conducción eficiente que pone a prueba la autonomía de cualquier vehículo a través de una serie de normas de ahorro de energía: mantener una velocidad de 40 km por hora durante todo el trayecto, acelerar de forma suave y progresiva y evitar frenadas innecesarias. Siguiendo estas indicaciones, llegaron a los 1078 km en 29 horas.

La autonomía oficial de este vehículo tiene un alcance de 632 km, pero los usuarios y seguidores de la marca han creado una comunidad dispuesta a sacarle el máximo rendimiento a sus vehículos, retándose entre ellos para conseguir ir más allá.

Otros casos de éxito

No es un caso aislado. Estamos frente a un sector que no para de crecer gracias al esfuerzo de un gran número de marcas que se ven involucradas en este proceso de mejora. Hablamos de vehículos como el BMW-i3, que con su reducido tamaño ya alcanza una autonomía de hasta 300 km; y el Nissan LEAF, un modelo eléctrico que ya se ha ganado el título de vehículo eléctrico más vendido del mundo con una autonomía que en su último modelo consigue los 378 km con una sola carga.

No podemos olvidarnos tampoco de otras marcas como Kia, Volkswagen y Renault. Gracias a las innovaciones de todas estas compañías, que están comenzando a poblar nuestras ciudades, se está consiguiendo un aire más limpio que motiva a los usuarios a plantearse la compra de un vehículo eléctrico como opción muy a tener en cuenta.

La comunidad de Tesla y sus retos

La marca ha conseguido crear una comunidad de seguidores y propietarios que se ha materializado en verdaderos equipos de competición que tratan de demostrar que la autonomía de los coches de Tesla, aún con sustanciales diferencias, pueden acercarse a la de un coche de combustión. Un valor añadido para la marca, que ve como su reputación crece a través de sus propios clientes.

No es la primera vez que sus usuarios consiguen superar el récord de autonomía establecido para un vehículo eléctrico. Antes de los 1078 km conseguidos por usuarios italianos, fueron propietarios belgas los que llegaron hasta los 902 km utilizando la misma técnica de ahorro energético. Una diferencia de 176 km en apenas cuatro meses.

No es de extrañar que hasta el propio Elon Musk, cofundador de Tesla, se haya hecho eco de este récord, que desdibuja las diferencias establecidas entre la autonomía de los coches eléctricos y de combustión y nos presenta un futuro en el que éste dejará de ser el gran obstáculo de la movilidad sostenible.

Por el momento, deberemos seguir imaginándolo mientras vemos que en otros sectores, como en el del transporte de pasajeros, se han conseguido modelos con una autonomía de hasta 1773 km. ¿Tardaremos mucho en ver esta capacidad de autonomía, más propia de coches de combustión que de vehículos eléctricos? No existe una respuesta sencilla para esta pregunta, pero con toda la comunidad de fabricantes y usuarios involucrada, las posibilidades de crecimiento y expansión crecen exponencialmente.

POSTS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *