En España somos en la actualidad más de 46 millones de personas. Más de 46 millones de consumidores que cambian con sus actos la forma en la que el planeta evoluciona. Debido a esto, en los últimos años el ser humano ha desarrollado una mayor concienciación social por la sostenibilidad.

De entre toda la población, son varios los millones de personas que han comenzado a adaptar la decisión de compra sostenible en su día a día. Decenas de millones que han descubierto cómo influye nuestro paso por la Tierra y que han comenzado a mitigar este impacto a través de grandes movimientos sociales.

La smart city y el movimiento #ZeroWaste

La concienciación social es el objetivo y las redes sociales son la herramienta perfecta para llegar al público. Desde hace años, el desarrollo de la smart city busca alcanzar una ciudad más sostenible, en la que el uso de la energía, la tecnología y los productos sea lo más eficiente posible.

Para hacer realidad esta ciudad inteligente, las empresas buscan soluciones innovadoras que pasan por todos los procesos de que se dan en un entorno urbano. Desde la arquitectura sostenible a la gestión de residuos en la ciudad inteligente.

No son los únicos, los ciudadanos también se suman a este movimiento a través de acciones como el día internacional sin bolsas de plástico, una acción organizada por National Geographic mediante la cual las redes se llenan de usuarios contra el plástico mediante los hashtags #ZeroWaste y #YoElijoPlaneta.

Hacia la economía sostenible

Esta nueva forma de concebir el entorno y relacionarnos con él está comenzando a reflejarse en el propio comportamiento de las personas y en sus hábitos de consumo. La concienciación social, de las organizaciones mundiales y de muchas compañías está transformando la estructura de producción, distribución y consumo de bienes y servicios dando lugar a una economía sostenible.

Este movimiento apoya iniciativas para la economía circular que se anteponen a la ya clásica economía lineal a través de un nuevo modelo basado en tres palabras: reutilizar, reducir y reciclar. Este estilo se encuentra presente en la actualidad en todo tipo de procesos y es clave para la conservación de la biodiversidad.

#EnelFocusOn y el consumo sostenible

El usuario y la decisión de compra sostenible fue precisamente el tema del último #EnelFocusOn celebrado en Nueva York en el mes de abril. Una jornada en la que una decena de expertos en energías renovables y medioambiente hablaron sobre la sostenibilidad de los productos, la evolución de los clientes hacia la exigencia ecológica y las decisiones de las empresas al respecto.

En «Abrazando la demanda de los consumidores de productos sostenibles«, que así se llamaba esta jornada en español, los espectadores pudieron descubrir el papel de las empresas en la creación de una nueva cultura de la sostenibilidad. En esta, las marcas fomentan la sostenibilidad en sus productos y servicios para producir valor, logrando un círculo de oferta y demanda centrado en este tipo de necesidades.

Decisiones de compra sostenibles

Las empresas tenemos mucho trabajo por delante para implantar decisiones sostenibles en todos nuestros procesos. La iluminación pública inteligente, los programas de uso compartido de coches eléctricos y la instalación de puntos de recarga son algunos de ellos.

En los próximos años seguirá en desarrollo, y a mayor velocidad, una revolución social basada en la reutilización y el reaprovechamiento y en la que el usuario y la decisión de compra sostenible serán vitales para empresas y ciudadanos. ¿Te unes a este movimiento?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here